Durante el 1r semestre han vuelto a Cataluña 50 empresas que trasladaron su sede en el 2017/18. El saldo de ventas en Cataluña se ha disparado hasta los 1.048,8 M€ y lidera el ránking muy por encima de Castilla y León (181,7M€) que ocupa el 2º lugar

  • El incremento del peso de las pymes también condiciona el desarrollo de la economía por su carencia de estructura, herramientas y recursos.
  • Los intereses de créditos menores a 250.000€ continúan siendo superiores en un 1% a los de las empresas grandes.
  • La preocupación por la carencia de mano de obra cualificada creció más de un 335% en las empresas de más de 50 trabajadores.
  • En total, la micro y pequeña empresa registró el 61,19% de la contratación indefinida. La contratación temporal creció en las empresas medianas en un 8,08%, y un 7,7% a las grandes.
  • Las pymes son las que más crecen en la compra de servicios de clou computin, el uso de publicidad dirigida y firma digital.
  • Durante los seis primeros meses del 2019 Cataluña concentró el saldo más grande positivo de ventas de todo el Estado con 1048,8 millones de euros por la vuelta al territorio catalán de dos empresas –operadoras petrolíferas– del grupo GM fuel con un volumen anual de negocio aproximado de más de 700 millones de euros.

La presidenta de Fepime, Mª. Helena de Felipe, i el secretario general de la entidad, César Sánchez, presentan los resultados y las conclusiones del “IV Informe de la situació econòmica i laboral de la PIME Catalana”, elaborado por la patronal en la sede de Foment del Treball. Las pequeñas y medianas empresas son las que generan más ocupación, alrededor del 70%, y lo hacen con contratos indefinidos; las micro y las pequeñas en un 61,19%, muy por encima de las medias y las grandes, que durante los seis primeros meses del 2019 han incrementado la contratación temporal en un 8% y un 7,7%% respectivamente. A pesar de esto, las pymes continúan registrando dificultades por su carencia de estructura, herramientas y recursos a la hora de afrontar nuevos retos y cambios del entorno. Por esta razón el incremento del peso de la pyme en el tejido empresarial condiciona el conjunto de la economía. Es imprescindible reforzar las políticas de crecimiento empresarial para aumentar el tamaño de las empresas españolas y catalanas. A medida que las empresas pueden crecer, aumentan sus posibilidades de disponer y gestionar las herramientas necesarias para hacer frente a las oportunidades de los mercados y dar las respuestas a las necesidades para mantenerse estables y solvente y crecer al mismo ritmo que su entorno.

 Más pymes

No se tienen datos actualizados, en el ámbito autonómico del número de empresas en función a su tamaño. En el ámbito estatal, en agosto de 2019 había 20.586 empresas más inscritas a la Seguridad Social que el 2018 (0,72%). Respecto del 2017, el incremento fue de 39.175 empresas (1,37%). Se puede apreciar que durante los últimos dos ejercicios se incrementaron, sobre todo el número de empresas pequeñas y los autónomos (pymes sin asalariados).

Mano de obra cualificada

Las dificultades para encontrar mano de obra adecuada son muy similares entre las pymes y las empresas grandes. Pero las posibilidades de las empresas más pequeñas para retener el talento humano dentro de sus organizaciones son muy limitadas. Esto se ve reflejado en el incremento de la preocupación por la carencia de recursos humanos con la formación requerida por las empresas. Respecto al 2014 esta preocupación se incrementó un 267% en las microempresas, más de un 343% en la pequeña empresa y un 335% en las empresas de más de 50 trabajadores.

Financiamiento

Del mismo modo, el acceso a la financiación también es un escalón más que tiene que superar la Pyme: los intereses de los créditos de menos de 250.000 € (atribuidos sobre todo a las empresas más pequeñas)  continúan siendo superiores a los de las grandes empresas por más de un 1%. Durante este último año, las operaciones de crédito nuevo a empresas cayeron un -6,32% respecto a agosto de 2018 en las operaciones de menos de 250.000€; un -1% en las operaciones que oscilan entre los 250.000 y 1M€ y, por el contrario, crecieron un 35,69% en las operaciones superiores al millón de euros.

Periodo Medio de Pago (PMP)

Otro factor que preocupa a las empresas, y sobre todo a la Pyme, es el retraso en los plazos de pago; en agosto del 2019, el periodo medio de pago en España era de 40,17 días y en Cataluña de 42,94 días. Hay que destacar que Cataluña fue la única Comunidad Autónoma que disminuyó su PMP en este mes, concretamente, lo hizo en 8,80 días (17,01%) respecto a julio.

Exportaciones

En cuanto a las exportaciones catalanas, de enero a julio de 2019, la cifra total de exportación se incrementó respecto al mismo periodo del 2018 en un 2,8%, la variación interanual del número de exportadores regulares (aquellos que exportaron durante los últimos 4 años consecutivos) también se incrementó un 0,3%. En España la situación es similar, el incremento interanual de las exportaciones para el mismo periodo fue del 2% y de los exportadores regulares del 2,3%.

Si bien no se tienen datos por tamaño de empresa, se pueden atribuir a las pymes y autónomos las exportaciones más bajas. Se destaca que, en el primer semestre de 2019, el número de exportadores regulares que hacen ventas por importes inferiores a 5.000€ y de los exportadores regulares que exportan por valores entre 5.999€ y 25.000€ ya han superado los exportadores regulares de todo el 2018 tanto al territorio autonómico como en el conjunto del estado. Concretamente en Cataluña en julio  habían 4.053 exportadores regulares de menos de 5.000€ y en todo el 2018  hubieron 3.783 exportadores. En España los exportadores más pequeños de enero a julio llegaron a los 12.024 y en todo el 2018 fueron 10.736. También hay un fuerte incremento de los exportadores de más de 5.000€ y menos de 25.000€ tanto en el ámbito catalán como estatal.

Confianza de las empresas

La confianza de las empresas para el último trimestre del 2019 fue superior en Cataluña que en España, si bien en ambos territorios la variación intertrimestral fue negativa. En el territorio catalán, las medias emprendidas rebajaron su confianza un 5,55% respecto al tercer trimestre del 2019; en el ámbito estatal fueron las empresas pequeñas las que más rebajaron su confianza, en un -3,38%.

Precisamente, entre los factores que influyen en la evolución del Índice de confianza de las empresas en Cataluña se destaca la debilidad de la demanda, las dificultades financieras, el aumento de la competencia y la carencia de mano de obra adecuada. Hay que destacar que mientras que los primeros tres factores mencionados se han ido reduciendo en los últimos ejercicios, la preocupación para no encontrar mano de obra con las capacidades adecuadas se ha incrementado notablemente en todo el tejido empresarial durante los últimos ejercicios.

La variación intertrimestral de la confianza empresarial del último trimestre del 2019, disminuyó en todas las Comunidades Autónomas. Las bajadas más importantes estuvieron las de Extremadura (-6,5%), País Vasco (-5%) e Islas Baleares (-4,7%). En Cataluña, la caída fue del -2,8%, focalizándose el descenso, en las medias y pequeñas empresas, que tuvieron una variación intertrimestral del -5,5% y del   -2,77% respectivamente. Solo las empresas de más de 1.000 trabajadores obtuvieron una variación positiva con un 2,49% respecto al tercer trimestre.

Evolución de las TICS en las empresas españolas

En Cataluña, los datos del primer trimestre de 2019 publicadas por la INE, establecen que el 99,11% de las empresas con más de 10 trabajadores tenían ordenadores y el 63,05% tenían personal que utilizaba ordenadores con hasta empresariales. Los resultados del uso de las TICS de 2019 por tamaño de empresa a nivel autonómico, se publican en diciembre.

A nivel Estatal, hay que destacar que hasta el primer trimestre de 2019, casi el 92% de las empresas pequeñas utilizaban algún sistema de seguridad TIC, este porcentaje sube al 96,8% y 98,2% en las medias y grandes empresas. Hay que destacar también la variación interanual positiva de la compra de servicios de Cloud Computing utilizado a través de internet, que ha estado del 24,81% en la pequeña empresa, del 11,94% en la media emprendida y del 12,82% en la gran empresa.

Por opuesto, la variación interanual de análisis de Big Fecha a todos los tramos empresariales estuvo negativa: -27,24% a la pequeña, -29,15% a la media y -3,77% a la gran empresa.

Cambio de domicilio de las empresas

En base a datos obtenidos de INFORMA B&D, durante el primer semestre del 2019, 2.766 empresas trasladaron su domicilio social a otra comunidad autónoma. En Cataluña, 440 empresas trasladaron su sede social fuera del territorio catalán, mientras que 324 entraron en el mismo, dejando un saldo de entradas y salidas negativo de -116 empresas.

Si bien es cierto que todavía el saldo entre la salida y la entrada de empresas en Cataluña durante el primer semestre del 2019 continúa siendo negativo, los resultados se alejan mucho de los periodos anteriores. Es posible observar que la variación interanual del saldo de entradas y salidas de empresas del primer semestre ha sido del -94,40% (-116 contra -2.072) y la variación intersemestral ha sido del -51,05% (-116 empresas al primer semestre de 2019 y -237 empresas al cuarto semestre del 2018).

Desde octubre de 2017, debido en gran parte a la situación política de Cataluña los cambios de domicilio social aumentaron considerablemente, llegando a su punto máximo el primer semestre del 2018 (cuando el saldo de las empresas que salían y entraban de Cataluña fue de -2.072 empresas) para disminuir inmediatamente al segundo semestre un -88,56% (el saldo cayó a -237 empresas). De enero a junio del 2019, 50 empresas volvieron a instalarse en Cataluña después de haber trasladado su sede el 2017 o el 2018.

Durante los primeros seis meses del 2019,  Cataluña concentró el saldo más grande positivo de ventas de todo el Estado con 1.048,8 millones de euros. Le siguen Castellano y León (181,7 M€) y Ceuta (138,1 M€). Por contrapartida, Madrid registró el peor saldo negativo (-720,9 M€), seguida de Andalucía (-315,3 M€). En parte esta situación se explica por la vuelta en territorio catalán de una cincuentena de empresas que se habían trasladado durante los ejercicios anteriores, entre las cuales se destacan dos empresas del grupo GM Fuel, con un volumen de negocio anual de más de 700 millones de euros.