La FEGP reclama una formación profesional de calidad para cubrir la carencia de personal calificado al territorio

La gestión de los polígonos industriales, la dificultad para atraer trabajadores al territorio y las dificultades de las pymes para adaptarse al proceso de digitalización, entre las principales preocupaciones de los empresarios del Gran Penedès.

La sede de la Federación Empresarial del Gran Penedès ha acogido este miércoles una nueva sesión del III Congreso de la Micro, Pequeña y Mediana empresa de Cataluña 2018 que organiza Fepime Cataluña con más de una veintena de encuentros territoriales y sectoriales a todo el territorio.

En relación a la digitalización, tema central del congreso de este año, el presidente de la FEGP, Martí Sistané ha asegurado que las pymes necesitan asesoramiento profesional para definir como tiene que ser el proceso de digitalización y, en algunos casos, los empresarios desconfían porque han tenido malas experiencias previas con compañías “que han subido al carro de la digitalización y no han asesorado correctamente, haciendo invertir a las empresas un dinero de forma innecesaria”.

Tenemos un problema de dimensión de las empresas: son muy pequeñas y es más fácil que desaparezcan que no que puedan crecer. Las obligaciones que nos ponen encima, como la nueva ley de protección de datos, todavía nos hacen menos competitivos. No hay productos pensados para fomentar la digitalización de las pymes y la banca no tiene en cuenta los beneficios que puede suponer para una empresa digitalizarse”, asegura Sistané.

Para las pymes, costear la digitalización es complicado en contraposición a las empresas de cierto nivel de facturación. Por eso se propone la creación de plataformas que aglutinen todos los servicios digitales para las pymes, como hacen las gestorías, y que resuelvan todas las necesidades porque las pymes no tengan que destinar personal y tiempo a los aspectos digitales.

En este sentido también se ha puesto encima la mesa la problemática de la fibra óptica que tiene un despliegue desigual: mientras que en el Baix Penedès sólo ha cubierto el 15% de los polígonos, en la Alt Penedès y en el Garraf los operadores locales han permitido un acceso más global a la fibra óptica.

Otra de las grandes problemáticas del territorio es la carencia de personal cualificado. “Tenemos demanda de personal y tenemos paro pero la necesidad y la oferta no casan. Las trabas administrativas para recuperar la figura del aprendiz no ayudan a las pymes a cubrir estos lugares de trabajo”, ha explicado el presidente de la FEGP.

Se ha expuesto la necesidad de apostar por la formación profesional con la creación de más centros para poder formar a todos los perfiles que se necesitan actualmente a la industria y evitar que el problema siga creciendo en el futuro.

También se han puesto encima la mesa otras inquietudes como la posibilidad de crear asociaciones que gestionen los polígonos industriales; la dificultad porque la gente vaya a trabajar a las en las comarcas del Grande Penedès y la fuga del talento hacia Barcelona.

Fepime Cataluña hará llegar todas las conclusiones del congreso, que se expondrán en un acto de conclusión el cercano 4 de junio en Barcelona, a las administraciones públicas y partidos políticos.

 

11 de Mayo de 2018|
X

Send this to friend