El ACEB alerta que hay industrias de la comarca que quieren crecer y no podan por falta de suelo industrial

El envejecimiento de la población, la carencia de personal cualificado y de relevo generacional y la poca colaboración publicoprivada son otras de las problemáticas que han manifestado.

La Asociación Comarcal de Empresarios del Berguedà (ACEB) ha protagonizado este martes una nueva sesión del IV Congreso de Pymes de Cataluña organizado por Fepime Cataluña con el objetivo de analizar el estado actual de la Pyme catalana y elaborar un memorial de propuestas de mejora que se librará a las administraciones.

El presidente del ACEB, Josep Maria Serarols, ha expuesto desde buen comienzo la principal preocupación de los empresarios de la comarca: la falta de suelo industrial  de gran formato porque las empresas que quieran crecer no tengan que marchar del territorio y también para atraer nuevas industrias. “El Berguedà es una comarca con larga tradición industrial y hace falta que la industria vuelva a tener un peso importante. Tenemos empresas consolidadas en la comarca que tienen potencial para crecer y no encuentran suelo industrial para establecerse. No nos podemos permitir perder industrias de más de 40 trabajadores. Aumentar el suelo industrial tiene que ser una prioridad en la comarca, también por las administraciones”. En este sentido, Serarols ha lamentado que el único avance en los últimos dieciocho años haya sido la posible comercialización de 4 parcelas pequeñas al polígono de Olvan de cara en septiembre del año próximo.

Xavier Orcajo, presidente de la Federación del Comercio Berguedà, ha apuntado otra de las grandes preocupaciones de la entidad: el envejecimiento de la población. “Tenemos una de las comarcas más envejecidas de Cataluña donde el 60% de los comerciantes tienen entre 55 y 65 años. Necesitamos urgentemente modernizar el comercio, que entre gente nueva que adapte el comercio en el siglo XXI y esto pasa por la digitalización”. Orcajo ha explicado que los comerciantes necesitan conocimientos y apoyo económico para hacer este cambio y ha señalado la necesidad de crear una plataforma digital que sirva de escaparate para todo el comercio de la comarca.

En este sentido, Gerard Orriols, miembro Junta Directiva de la ACEB, ha añadido que “para echar digitalización adelante habría que conseguir que las empresas lleguen a acuerdos entre ellas: una empresa matriz, que conozca el mercado y pueda tomar las decisiones más acertadas y dirigir el resto de pymes en el proceso de digitalización”.

 

Por su parte, el presidente de la Asociación de Hostelería y Turismo del Berguedà, Jordi Badia, ha lamentado la carencia de personal cualificado. “Nos faltan profesionales que podríamos encontrar si existiera una formación profesional reglada en la comarca. Tenemos gente con 60 años que tiene que cerrar restaurantes y pequeños hoteles porque no hay relevo generacional. Además, los inversores que podrían adquirir estos establecimientos se encuentran que la gestión con la administración es muy dificultosa y tiran la toalla”. Una problemática que ha subscrito el presidente de la Asociación de Agroturismo del Berguedà, Oriol Baños, quien ha afirmado que los jóvenes marchan a trabajar fuera de la comarca.

Josep González, vocal de la Junta Directiva de  la ACEB, también ha señalado las dificultades con las cuales se encuentran los empresarios que tienen personas trabajadoras contratadas. “Las pocas herramientas que tienen las empresas para contrarrestar problemas como el absentismo o las bajas laborales, añadidos a la mala imagen que tiene la figura del empresario, hace que muchos se frenen en la hora de crecer y contratar más personal”. En este mismo sentido, Nuria Cinca, miembro Junta Directiva de la ACEB ha expuesto “el miedo y la incertidumbre que supone pasar de tener 49 en 50 trabajadores, por todos los cambios que esto implica”.

En cuanto a la formación, el presidente del ACEB ha lamentado que haya un paro juvenil importante en la comarca, pero en cambio no se pueden atender las demandas de personal de la bolsa de trabajo del ACEB porque no hay oficios. “Falta sintonía con los organismos públicos en materia de Formación Profesional. Los territorios que avanzarán son aquellos donde haya una simbiosis publicoprivada, donde los operadores privados y la administración trabajen juntos y con confianza mutua por un mismo objetivo”.

Por último, Rosa Prat, miembro Junta Directiva de la ACEB, ha reivindicado lo Berguedà como una comarca que reúne todas las características para convertirse en un referente en la bioconstrucción y la eficiencia energética. “Tenemos todas las materias primas en el territorio y puede ser una manera de visibilizar empresas que se dedican al sector u otros que se planteen nuevas líneas de negocio que nos ayudarán a dinamizar la economía”.

El ACEB estrenará del 11 al 13 de junio en Avià FIRHÀBITAT, la primera y única feria del territorio centrada en la biología del hábitat, la eficiencia energética, el autoconsumo y las viviendas sostenibles.